jueves, 31 de diciembre de 2020

Termina otro año

 

Termina otro año, otro año pasa.

Pasa otro año, porque todo pasa,

todo está en constante movimiento,

nada se detiene,

la vida sigue, continúa, porque es movimiento.

Todo evoluciona y cada vez nos hacemos

un poco más viejos, pero también sabemos un poco

más, si estamos dispuestos a aprender.

Se mueve el viento, los planetas, las estrellas,

el universo entero

y nosotros, las personas, también.

Casi nunca sabemos con certeza hacia donde vamos,

pero lo importante es que nos movemos.

Pasan las estaciones,

pasamos del frío al calor y del calor al frío

y nunca estamos conformes.

Pasan las personas, los minutos, el tiempo.

Todo pasa y otro año también,

porque para eso está, para que pase,

porque es tiempo y el tiempo no se detiene.

Lo importante no es ver pasar el tiempo,

lo importante es vivirlo, porque así es la vida,

un periodo que no se repite jamás,

que hay que disfrutar cada día

y agradecer que podamos vivirlo.

Pasa otro año, porque todo pasa

y así vamos experimentando lo que la vida

pone a nuestro alcance,

o así tendría que ser,

porque la vida no acontece dos veces.

 

© José L. Asensi  31/12/2020


viernes, 25 de diciembre de 2020

Navidad

 

Navidad, blanca de nieve y roja de fuego en los

fogones del hogar,

cálida, de aromas y sabores de la infancia

que te hacen recordar.

Navidad de sensaciones,

de encuentros y reencuentros,

espíritu mágico de paz,

música que brilla en las alturas

en forma de refulgente estrella,

sueños de amor y solidaridad,

Navidad tan eterna, llena de humanidad,

tan infinita como el universo,

plena de deseos, de amistad, dulzura y bondad,

de personas que creen en un mundo mejor

donde reine el amor y brille la fraternidad.

Navidad, paisaje de pueblos con olor a chimenea

y el blanco que cubre de los bosques sus paisajes

antes verdes.

Navidad de villancicos, mazapanes, zambombas 

y pesebres.

Navidad de presentes, árboles que encienden su luz,

calor humano alrededor de una mesa y niños que

juegan y sueñan en la magia que los envuelve.

 

© José L. Asensi  25/12/2020


 


 

 

miércoles, 23 de diciembre de 2020

Ya viene la Noche Blanca

 

Ya viene la Noche blanca de paz,

de grana y oro es la Noche que viene,

de incienso y mirra, de corazones abiertos,

y deseos de bondades y de bienes;

de portales lejanos y pórticos cercanos,

de árboles y belenes,

de personas alrededor de la lumbre

que se unen para celebrar, la alegría

como siempre.

Blanca de paz,

de grana y oro es la Noche que viene,

y una estrella surca el cielo

y con cánticos de celebración anuncia,

que la luz se ha prendido en un pesebre.

Ya viene la Noche blanca de paz

y la esperanza recorre el universo

de Norte a Sur y de Este a Oeste.

  

© José L. Asensi  23/12/2020


 


 

 

martes, 15 de diciembre de 2020

La nieve

 

La nieve va cayendo,

pintando de blanco todo aquello

por donde pasa,

difuminando con su carboncillo niveo

cimas, valles y montañas;

la hierba verde se vuelve enharinada,

las hojas de los árboles con sus sienes

albas.

Va cayendo la nieve y la alegría de los

niños se va apoderando de la calle blanca,

solapando las chimeneas su humo con la

nevada,

y poco a poco aparecen los muñecos

con sus narices hortelanas.

La nieve va cayendo,

nieve de paz y noches de amor,

calor en los hogares y el invierno

que se adueña con todo su esplendor;

calles, plazas, tejados y ventanas

cantan una canción, toda de color blanco,

y en los corazones y dentro de la lar

el cálido rojo de la existencia buye

del fogón, en rededor.

Va cayendo la nieve y huele a vida

y al guiso de la cocina

que acaricia el paladar y renueva la energía.

 

 © José L. Asensi  15/12/2020


 


 

 

martes, 8 de diciembre de 2020

La Puerta de la Navidad

 

Cada ocho de Diciembre

se abre la puerta de la Navidad

y aunque, muchas veces, nada cambie

todo parece diferente;

vuelven las luces en las calles,

los adornos navideños

y las esperanzas de la gente;

es el espíritu de paz,

el espíritu blanco que penetra corazones

y a nadie deja indiferente;

se preparan celebraciones

y regresan, durante el año, los ausentes.

Es la magia de la Navidad

que prepara el camino

para la Noche más alegre;

el frío invade las calles,

pero la calidez se aúna

entre el calor humano y el olor

a castañas asadas de siempre;

el estreno de la ropa de invierno

o una taza de chocolate caliente.

Es la Puerta de la Navidad

Es el ocho de Diciembre.

 

© José L. Asensi  08/12/2020